Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Reflexiones’ Category

Estás a punto de llegar. Has anunciado tu presencia entre nosotros. Quieres formar parte de nuestra humanidad. Algunos ya te anuncian. Demasiado ruido externo. Voces que traspasan  la barrera de nuestra intimidad ofreciendo toda clase de productos que nos asegurarán una navidad confortable, inolvidable, libre de preocupaciones y tristezas: lotería, rebajas anticipadas, ofertas para comidas y celebraciones, viajes… Demasiado ruido interno. Preocupaciones por tener todo a punto, porque las reuniones familiares sean cordiales, tristeza por ausencias de seres queridos que ya no viven con nosotros, angustia interior por la sensación de no encontrar un sentido a la alegría que acompaña a esta fiesta. Ruido. Mucho ruido. Incapaces de escuchar el anuncio de tu llegada. Señor, ¿quién te espera hoy?

Y en lo más hondo de mi corazón tu Palabra me responde y puedo llegar a comprender quiénes te esperan.

Te esperan los pobres, los que se sienten pobres, incluso teniendo una vida confortable. Saben que hay una riqueza que transciende lo material. Una riqueza espiritual que se manifiesta en amor, en alegría, en esperanza, en fortaleza. Una  riqueza que reciben cuando te abren las puertas a ti, su Señor, para que puedas entrar en su vida.

Te  esperan los humildes, los sencillos, los que no se creen más que otros a pesar de sus cualidades. Saben que todo se les ha regalado no en beneficio propio sino para el bien de sus hermanos. Son los que no confían en sus propias fuerzas y capacidades. Su confianza está puesta en Ti, Señor. A Ti te esperan porque Tú eres su fortaleza.

Te esperan los limpios de corazón. Acosados por el Mal, la envidia, la venganza, la mentira, la desconfianza… se mantienen anclados a Dios, se sienten protegidos con La Palabra. Son objeto de rechazo, de incomprensión. Esperan, Señor, que Tú seas el único dueño de su corazón, de su mente, para ver con la mirada limpia de Dios, para amar con el corazón de su Señor.

Te esperan los que sufren. Tienen un corazón sensible. Sufren las desgracias personales y el dolor de sus hermanos. Sufren las injusticias propias o ajenas, las desigualdades, la falta de humanidad, el olvido, la soledad. Te esperan, Señor. Confían en que Tú transformes  su sufrimiento en esperanza, las lágrimas en alegría. Desean  que Tú les enseñes a vivir confiados en la Providencia.

Te esperan los que trabajan por la Paz en su familia, en su trabajo, con sus compañeros de estudio, con sus amigos. Tienen dificultades para mantenerse firmes en su opción. Se encuentran rodeados de violencia, de ira, de comentarios que destruyen, de descalificaciones, de rencor. Esperan tu llegada, Señor. Saben que Tú les llenarás de paz, de la paz que da Dios, la que nace del amor. Esa paz que ofrecerán a quienes encuentren en su camino para que a todos llegue tu Paz.

Ellos, Señor, son los que te esperan. Los que pueden escuchar el anuncio de tu llegada. Los que rompen sus cadenas y se ponen en camino para encontrarte a Ti, que ya nos esperas.

SIQUEM GCT Merche Liñán del Burgo

 

Read Full Post »

PARA EL DESARROLLO DE LA COMPETENCIA ESPIRITUAL

UNA PROPUESTA PARA EL DESARROLLO DE LA INTELIGENCIA  ESPIRITUAL

EL MISTERIO DE LA VIDA 0

 EL SENTIDO DE LA VIDA

 

Read Full Post »

Un nuevo año comienza. Nos situamos ante él intentando dejar a tras todo el dolor y el sufrimiento del año que acaba. De nuestro corazón nace la esperanza y brotan los buenos deseos.

“Carpe diem”, escuchamos una y otra vez la invitación del poeta romano  Horacio repetida por nuestros amigos. Aprovecha el día, cada instante, como si fuera el último.

Suele creerse que el “carpe diem” es un adagio contrario al mensaje de Jesús, al evangelio. Nada más lejos de la realidad. Nosotros, los cristianos asumimos el carpe diem: vivir intensamente, plenamente, aprovechando cada instante que Dios nos regala como si fuera el último. Es nuestro Carpe diem Dei.

Toda nuestra existencia se encuentra inmersa en el tiempo de Dios, del que participamos con nuestra historia, con nuestras circunstancias…aquí y ahora.

Hoy comienza el año. Es un tiempo nuevo, a estrenar, con renovados proyectos, renovadas ilusiones, nuevos caminos por andar y nuevos misterios que sondear. Un año para ser la voz de Dios, las manos y el corazón de Jesús, dejándonos guiar por el Espíritu que ilumina y fortalece al cansado o desilusionado. Tu tiempo. Mi tiempo. Nuestro tiempo. El tiempo de Dios para todos sus hijos. Que lo vivamos intensamente. ¡CARPE DIEM DEI!

FELIZ 2014.

SIQUEM GCT

Read Full Post »

Que la oración se haga vida y que mi vida sea oración. No es una paradoja. No es un juego de palabras. Es algo profundo y sencillo. Se trata de que mi oración de cada día se refleje en mi vida. Y que mi vida, en todo momento, deje traslucir al Dios que vive en mí. ¿Un imposible? ¿Solo al alcance de unos pocos? ¡De ninguna manera! Un proceso que implica un deseo pertinaz, una fe solo en Dios y una ejercitación de la voluntad. Un proceso que supone conocer la Palabra de Dios, en pequeñas dosis, para ir meditándola y contrastándola con mi vida. Un mantra que no es mantra, porque está lleno de VIDAl.

Breves frases que invitan a transformar la mente, a renovar el corazón, a luchar por lo justo, a confiar solo en Dios, a controlar nuestro hablar, a buscar la Verdad, a ser uno con el que sufre. Una y otra vez repetido el versículo a lo largo del día se va grabando en la mente. Y al vivir determinadas situaciones aflora para dar luz, desde el evangelio, a esa experiencia nueva. La oración se ha hecho vida. Y al vivir según el evangelio que llevo grabado a fuego, a través de mi vida, otros podrán vislumbrar algún rayo de la luz de Dios. Se preguntarán por Él, querrán dejarse encontrar por Él (siempre es Él quien toma la iniciativa), desearán conocerLE, conocer sus palabras y su vida. Y en cada uno de ellos, con la ayuda del Espíritu, comenzará de nuevo el proceso.

Estas breves enseñanzas de la Palabra de Dios son las que cada mes os ofrecemos para vosotros, para vuestros hijos, alumnos, familias, para todos los que se encuentren en proceso de formación, para cualquier cristiano que desee vivir como si fuera Cristo quien vive en él (Gál 2,20)

PALABRA JUNIO 2013

PALABRA JUNIO 2013

Read Full Post »

FELIZ PASCUA 2013

Read Full Post »

ENERO 2013

Read Full Post »

¡VIVE LA NAVIDAD CRISTIANA!

Nochebuena 2012

Queremos vivir una Navidad cristiana, volver a las raíces, revivir el acontecimiento que cambió la historia de la Humanidad.  Nuestro Dios nos espera, nos invita a ponernos en marcha, como hicieron los pastores, para encontrarnos con Él. Si nos arriesgamos a salir esta noche  y nos encontramos con el Niño Dios, si acogemos al Dios de la Vida, todo empezará a tener un sentido nuevo en Navidad: los regalos, las reuniones familiares, la atención a los más necesitados… Se alejará la nostalgia, la tristeza, el sinsentido, el vacío de la antiNavidad. Si estás cerca y puedes, te esperamos. Será una experiencia nueva para ti. Si no te es posible, nos sentiremos unidos a ti, allá donde te encuentres. Porque todos formamos una sola familia con el mismo Padre. 

Read Full Post »

Older Posts »